Aguante, Boca

Tras la caída en el Súper, Boca le ganó a Defensa y Justicia y sigue como único puntero de la Superliga. La metió Almendra y, sin jugar bien, se defendió y festejó.

Un desahogo… Ni más ni menos que un desahogo fue este 1-0 para Boca contra Defensa y Justicia. Después de la caída en el superclásico, por la ida de las semifinales de la Copa, el equipo de Gustavo Alfaro ganó con lo justo, sin que le sobrara nada -al contrario- y se mantiene como único líder de la Superliga, tres puntos por encima de Argentinos y cuatro arriba de River.

El gol de Agustín Almendra, en el primer tiempo, fue producto de una buena presión alta y una fallida salida del local. La cuestión es que desde entonces, y más que nada en el segundo tiempo, Boca retrocedió y ganó por la ineficacia del local y los rechazos -por encima de todos- de los zagueros centrales.

Sobre el final fue expulsado Buffarini por doble amonestación y -como Marcone- no estarán a disposición del clásico con Racing, justo antes de la revancha por la Copa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece + 19 =