Dominicanos condenados a prisión e indemnización

Estaban acusados de dispararle a una persona durante una persecución en auto, en Río Grande. Los tres imputados recibieron una condena de 6 años de cárcel. Los jueces dispusieron que deberán pagarle 380 mil pesos a la víctima.

Los jueces de Río Grande, Eduardo López, Ernesto Borrone y Martín Bramati, condenaron ayer a 6 años de prisión a los tres imputados por el intento de asesinato contra Luis Eduardo Haro ocurrido hace tres años y deberán pagar solidariamente la suma de 380 mil pesos a favor de la víctima por el daño material causado.
Johny Miguel Rodríguez Parra (22), Rony Leonardo Rodríguez Rosario (63) y Robin Joel Bonilla Minaya (23) llegaron a juicio por un hecho ocurrido el 5 de noviembre de 2016, alrededor de las 8 y media de la mañana, cuando Luis Eduardo Haro circulaba a bordo de un automóvil que era conducido por Gustavo Adolfo Vega, mientras los tres imputados los perseguían al mando de otro vehículo, efectuando disparos de arma de fuego en el sector de la Margen Sur. En la persecución la víctima Haro recibió disparos de arma de fuego en su cuerpo.
Ayer por la mañana, al reanudarse la última jornada del juicio oral y público, sólo Rodriguez Parra accedió a declarar en su defensa. Ante la atenta mirada del público, reconoció haber participado en el hecho, aseguró estar arrepentido de su accionar y pidió perdón a la familia de la víctima.
En cambio, Minaya Bonilla y Rodríguez Rosario se negaron a brindar sus últimas palabras.
La sentencia, a la que dio lectura el presidente del Tribunal de Juicio, juez Eduardo López ordena que se mantengan las restricciones a la libertad ambulatoria vigentes y establece el pago de la suma de dinero que oportunamente ofrecieron a cambio de ser sobreseídos.
Durante la etapa de alegatos que tuvo lugar este lunes, la representante del Ministerio Público Fiscal, Laura Urquiza, había solicitado que los tres imputados reciban una pena de 8 años de prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa, mientras que la defensa pidió la absolución y en caso de ser condenados que sea por el delito de lesiones graves.
En su alegato, la fiscal Urquiza, solicitó una pena de 8 años de prisión, en calidad de coautores para los tres imputados, al entender que se encontraba probada la autoría y participación, por el delito de homicidio en grado de tentativa.
La funcionaria tuvo en cuenta como agravantes que el hecho se registró a la luz del día y en un sector de la ciudad (poblado), y como atenuantes los informes socioambientales correspondientes a las historias personales de cada uno; que no poseen antecedentes penales y la escasa edad de Rodríguez Parra y Minaya.
Por su parte, la defensa de los imputados ejercida por el Defensor Público, Alejandro Naccarato pidió por la absolución de sus tres defendidos y de manera subsidiaria, en caso de ser condenados que sea por el delito de lesiones graves.
La lectura de los fundamentos está prevista para el jueves 14 de noviembre a las 14.00 horas.

Indemnización

Es la primera vez que la justicia penal fueguina condena al pago de una indemnización a la víctima. Cabe recordar que durante la primera jornada del juicio el 25 de octubre pasado, la querella de uno de los damnificados y la defensa propusieron un acuerdo integral de reparación del daño causado, para lograr con ello el sobreseimiento de los imputados. La petición fue realizada en base a un precedente del Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego.
En la propuesta, la querella estaba de acuerdo con la reparación del daño y la victima aceptaría el dinero.
Sin embargo, la Fiscal Laura Urquiza, se opuso a ello, planteando que por el bien jurídico en juego y el tipo de delito (tentativa de homicidio) no era viable realizar la reparación integral. Sostuvo que el precedente citado estaba previsto para casos penales en los que se dirimen delitos patrimoniales o en los que se puede llegar a un acuerdo  sin alterar los derechos establecidos en tratados internacionales, tal como lo sostiene el Superior Tribunal de Justicia.
Tras el intento de homicidio hace tres años, Luis Haro vive una vida limitada ya que como consecuencia de los disparos recibidos, tiene aún alojado un proyectil en su cabeza. Al finalizar el juicio, su abogado, el Dr. Daniel Mandolini, expresó la satisfacción de la familia Haro respecto al fallo de los jueces e indicó que “la indemnización de ejecución obligatoria, no soluciona nada pero alivia la cuestión económica y por lo menos quedamos conformes con el fallo”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × uno =