“El bien común y la salud de los fueguinos es lo que prima en todo lo que hemos decidido”

El gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, profesor Gustavo Melella, evaluó que el desarrollo de todo el trabajo de prevención y contención en torno a la pandemia del Covid-19 (Coronavirus) se está cumpliendo tal cual había sido diseñado.
Entendió en este sentido que el decreto del presidente Alberto Fernández “profundizó las medidas que habíamos decidido en Tierra del Fuego” y, hasta el momento, el operativo que fue coordinador desde el Estado provincial junto a diversas fuerzas, se lleva adelante de acuerdo a lo previsto.
“Los protocolos sanitarios se están cumpliendo, tal cual como se había programado, y en esto hay un gran trabajo del Comité de Emergencia, junto con todas áreas que están interviniendo y los voluntarios que refuerzan diariamente las acciones”, dijo.
Melella además “los elementos que se necesitan están garantizados, tanto para las fuerza de seguridad como para nuestro personal de Salud. Hay elementos que tienen y se van a seguir comprando más. La Policía, junto al área de Salud, son las más importantes en este momento”.
De esta manera, destacó el trabajo de todos los agentes públicos que están afectados a la tarea de asistencia y contención en toda la provincia en la primera línea de acción, como los efectivos policiales, de otras fuerzas de seguridad, como la importante labor de los agentes sanitarios.
Además indicó que “lo que se busca con estas medidas es mitigar el impacto lo más posible, para evitar que nos colapse el sistema de salud, por ejemplo, pero además “el bien común y la salud de los fueguinos es lo que prima en todo lo que hemos decidido”.
“La situación hoy está en una meseta pero en algún momento va a crecer, lo que no queremos es que lo haga de manera exponencial que no nos permita dar respuesta”, insistió.
“Todos van a tener acompañamiento, se están articulando medidas para poder acompañar a todos, todas las medidas son en resguardo de la salud, pero se viene un grave problema económico también, y el Estado va a acompañar”, garantizó.
En este sentido, el Gobernador recalcó que “cada uno tiene que hacerse responsable de quedarnos en casa, de cuidarnos. Pero el Estado tiene que asegurar esa cuarentena de aislamiento social, porque es obligatoria”, recordó.


A pesar que, como en todo el mundo, este virus avanza, el Mandatario consideró que aún “Argentina tiene una ventaja: está leyendo el diario del lunes, sabiendo como accionaron otros países más complicados. Argentina viene algunos días adelantado y Tierra del Fuego unos días más adelantado”.
Reforzó además que se profundizarán los controles para detectar remarcación de precios. “No es tiempo de avivadas, no va a haber desabastecimiento y no va a haber razones para el aumento de precios. He solicitado que comiencen a aplicar sanciones ante este tipo de actitudes, incluso en los comercios de barrio”, advirtió.